Doblaje de Dear Esther, post-mortem

Esta entrada se publicó originalmente en Doblaje de Videojuegos

Hace unas pocas semanas, se cumplían dos años del lanzamiento de Dear Esther, un innovador juego que ofrecía una interesante vuelta de tuerca en la forma de contar historias en los videojuegos. Unos meses después, José F. Castellano y un servidor publicamos el doblaje castellano del juego. En esta entrada, he querido recoger el proceso y las dificultades que nos tuvimos que enfrentar desde que comenzó la traducción hasta la publicación del doblaje.

La traducción

Sin entrar a debate sobre si Dear Esther es un juego en sí o una “película interactiva”, creo que todos estamos de acuerdo que no es el típico videojuego: no hay tutorial, ni HUD, ni instrucciones, ni armas, enemigos u objetivos aparentes. Una isla desierta, los controles de movimiento con ratón y teclado habituales y un narrador que nos va desgranando una historia inconexa conforme nos movemos. Extraño, ¿verdad? Pues bien, las excentricidades de Dear Esther no se reducen solo a su jugabilidad, la narración del juego tampoco está exenta de peculiaridades.

Dan Pinchbeck (guionista y creador del mod original para Half-Life 2), utilizó para el guión de su juego un estilo al que pocos títulos actuales nos tienen acostumbrado: oscuro y retorcido, cargado de referencias bíblicas, metáforas, fábulas e historias (reales y ficticias) que transcurren en diversos momentos temporales. Por si no fuera poco, y a riesgo de desvelar parte del guión, llegado a un determinado punto de la historia, nuestro personaje comienza a sufrir delirios que desdibujan su línea temporal, haciéndole creer haber vivido (o estar viviendo) hechos que sucedieron en el pasado, o que nunca llegaron a suceder.

Con un guión así, la traducción se antoja poco menos que imposible. Aparte de transformar el contenido de un idioma a otro (lo que viene siendo traducir), había que incluir las referencias bíblicas y adaptar las metáforas, dar forma a las fábulas para que parecieran recién salidas de un libro de cuentos, desdibujar la línea temporal del protagonista (a base incluso de mezclar tiempos verbales en una misma frase) y envolverlo todo con un halo de misterio, para que no fuera la historia, si no el jugador, el que sacase las conclusiones, tal y como quería el autor. Lo que viene siendo localizar.

Para que os hagáis una idea de lo elaborado que podía llegar a ser el discurso en algunos puntos, hice un pequeño experimento en Twitter. Publiqué una referencia bíblica que surgió durante la traducción y pregunté si alguien sabía su significado sin consultarlo.

Nadie lo supo.

Llegados a este punto tenía dos opciones: mantenerme fiel al estilo intrincado del guión o facilitar la comprensión del mismo a través de la traducción. Y fue la primera opción la que ganó la batalla. No solo por el hecho de que una buena traducción tiene que ser fiel al original por definición, si no porque además, incluso en inglés, el guión hacía surgir muchas dudas a los nativos. No es una historia fácil de entender.

La traducción de los subtítulos me llevó unos dos meses  de trabajo (en mis ratos libres), durante los cuales se editaron y reescribieron páginas enteras de la traducción para asemejarla lo más posible al guión original, siguiendo las indicaciones que el propio Dan nos hizo llegar junto al guión y que podéis consultar aquí. Diez días después de la salida del juego, los subtítulos se hicieron públicos en este hilo de los foros de Steam.

Continue reading

Dear Esther: Doblaje

Quince mil quinientas. 15.500. Así con todos sus números y letras. Se dice pronto, pero esta cifra representa ni más ni menos que el número de visitas totales realizadas hasta el día de hoy al hilo en los foros de Steam en el que se colgó la traducción al castellano del juego Dear Esther, cuando ésta fue publicada el pasado mes de febrero.

Para aquél que no le suene, Dear Esther es un innovador juego en primera persona, muy similar a una historia interactiva. A través de los ojos de un personaje desconocido, su voz en off  (caracterizada por Nigel Carrinton en su versión original) y la isla en la que transcurre la acción, el juego relata una trágica historia de pérdida y redención.

No sería hasta hace unos meses, cuando José Francisco Castellano se puso en contacto conmigo, que el proyecto de doblaje comenzase a tomar forma.

Varias semanas después, nos complace anunciar la publicación del doblaje al castellano de Dear Esther.

Continue reading