Un paquete de Valve

Como supongo que algunos ya sabréis desde hace ya un tiempo, formo parte (junto con muchos otros jugones) del Steam Translation Server, una iniciativa de carácter voluntario creada por VALVe con el objetivo de proporcionar traducciones actualizadas y de calidad a los productos de la compañía, la plataforma de contenidos digitales Steam y el Centro de Ayuda y Soporte Técnico.

Recientemente, el STS cumplió su primer año de vida y, para celebrarlo, nos prometió a los voluntarios más activos un regalo de agradecimiento.

Tras dos meses de espera y varios mails en los que VALVe se disculpaba por el retraso y los problemas relacionados con el envío, hace un par de días me llegó una notificación al correo que me informaba de la salida de un paquete de 1,30 kg. procedente de Washington hacia mi casa.

Esta mañana lo he recibido. El paquete contenía:

  • Una camiseta.
  • Una sudadera.
  • Un póster de Portal 2 con todos los carteles vintage que podemos encontrar en las antiguas instalaciones de Aperture Science.
  • 3 colgadores de Steam Powered para acreditaciones, móviles, llaves o lo que sea que quiera colgar en ellos.

Aunque dudo que nadie más que los cuatro frikis (lo digo cariñosamente) contados que me siguen en Twitter (columna izquierda de la web por si me quieres hacer follow) lean este post, quisiera agradecer a VALVe su generosidad y su buen hacer. Aunque sólo el hecho de traducir (o corregir la traducción de) algunos de los títulos que más horas de diversión me ha proporcionado para mí ya es suficiente, esto excede todas mis expectativas para con la compañía.

De todo corazón, gracias.

The Tunnel

The Tunnel es el título del nuevo y original largometraje de terror creado por Distracted Media en colaboración con Zapruder’s Other Films y DLSHS.

Y lo de “original” no lo digo por el formato de falso documental (muy explotado últimamente), ni por los actores (la mayoría desconocidos) ni por el argumento, sino por el hecho de que la película ha sido totalmente financiada a través de donaciones con el objetivo de dar una interesante vuelta de tuerca al “problemático” uso de las redes P2P cuando se trata de distribuir cultura.

Y es que, cuando se estrene el 19 de mayo, lo hará directamente en .torrent, para que todo aquél que lo desee, pueda descargarse una copia de la misma de forma totalmente gratuita y legal.

Para ello, se han dividido los 90 minutos de la película en 135.000 fotogramas que pueden ser “comprados” por el módico precio de 1$/fotograma en la web del proyecto. El dinero se destina directamente a la financiación de la película, sin intermediarios. Rápido y transparente. Como debería ser.